banner caucete

Por falta de botellas y un menor consumo de tetra no repunta la venta de vino local

Los despachos sanjuaninos bajaron 24,8%. Culpan a la escasez de vidrio y la caída del poder adquisitivo.

La venta de vino viene cayendo este año en todo el país, pero en San Juan el derrumbe es mayor y las últimas cifras oficiales correspondientes al mes de septiembre indican que el escenario negativo de las bodegas provinciales sigue agravándose. En el sector lo atribuyen al impacto de la falta de envases que limitó el fraccionamiento y afectó más a San Juan; y también a la caída en el consumo del tetra brik -que tiene aquí gran volumen de fraccionamiento-, a raíz del menor poder adquisitivo; entre los principales motivos.

En septiembre los despachos de vinos fraccionados desde bodegas locales al mercado interno alcanzaron los 87.374 hectolitros (hl), una caída del 24,8% respecto a los 116.228 hl despachados en igual mes del año pasado. En el mismo mes, los despachos de bodega en el país cayeron bastante menos, un 16,1%, y lo mismo ocurrió en Mendoza donde bajaron 14,6%, todas cifras oficiales del Instituto Nacional de Vitivinicultura (ver infografía). Al mirar el acumulado de los primeros nueve meses del 2021, se advierte que las ventas locales alcanzaron los 838.891 hl, un derrumbe del 25,7% respecto a los 1.128.388 hl de igual periodo del 2020. Fue el doble de caída que en el acumulado nacional (-13%) y que el de Mendoza (-12%).

El directivo de una de las grandes empresas vitivinícolas de San Juan lo atribuyó a dos problemas. Uno, el de abastecimiento de vidrio que afectó sobre todo a las medianas y pequeñas bodegas provinciales que ha hecho que este año haya menos despachos de vinos en botella. «»Si bien el problema fue en todo el país, afectó sobre todo a San Juan donde las industrias eran más dependientes de la fábrica Verallia que se quedó primero sin stock. Se volcaron a Cattorini, pero al no ser clientes no pudieron resolver el problema hasta que se logró la intervención del gobierno provincial y nacional», dijo el referente que prefirió no ser identificado. Añadió que también afectó la caída del consumo de vino envasado en tetra brik, lo que afecta mucho a San Juan que posee grandes fraccionadores de ese envase. Fecovita envasa el 50% de tetra en San Juan, y Peñaflor, el 100%. En el sector coinciden en que el consumo de tetra cayó cuando aumentó el precio al doble: paso de costar 70 u 80 pesos la cajita en góndola, a los actuales 140 o 150 pesos. Las cifras dan la razón: en San Juan, el 83,3% del volumen enviado a mercado interno corresponde a vinos sin mención varietal, y en septiembre fue un 22,6% menor que el mismo mes del año anterior. Por su parte, el vino varietal tuvo una participación del 15,5% en el total comercializado y una disminución del 38,8% en las ventas. Respecto a los envases, casi el 72% de las ventas corresponde a envases multilaminados, conocidos como tetra, y le siguen en importancia las botellas con el 23,6%. El bag in box apenas tiene el 3% y las damajuanas, el 1,5%.

Daniel Barcelo, de bodegas Terranova, importante fraccionadora de vino en multilaminado, opinó que la caída de despachos del tetra es mayor que lo que dicen las cifras oficiales. «»Recorro todo el país con mis vinos y el consumidor de vino en cajita está muy mal de plata, está consumiendo menos», afirmó. Además, culpó a los supermercados de aumentar en exceso el precio del tetra, con el 100% de incremento en el último año.

Ramón Fernández, desde Fraccionadora San Juan, corroboró que ese año ha caído mucho la venta de vino en tetra. «»La falta de botellas nos afectó mucho, pero con el tetra no tuvimos problemas de abastecimiento de envase, hago mucho vino en cajita y hay una baja importante de la venta en San Juan. Falta dinero, a la gente no le alcanza», aseguró el empresario. Fernández también analizó que el precio de la cajita se actualizó varias veces este año, mientras que quedaron rezagados algunos varietales: «»Un tetra al público cuesta 140 o 150 pesos, y por 180 pesos hay varietales embotellados». Por ejemplo, contó que el precio del litro de vino común que se paga al productor pasó de 9 pesos en 2020, a 38 o 40 pesos ahora; mientras que se consiguen varietales a 45 o 50 pesos el litro. El empresario sí destacó que en las crisis económicas el vino en tetra se vendía más, algo que ahora no ocurre ya que a su entender, «a la gente no le alcanza la plata».

Augusto Martín Berzencovich, desde bodegas Borbore, también opinó que la caída de despachos tiene que ver con el tetra, por la incidencia que tiene ese envase en el total de la provincia. También agregó que a San Juan le falta posicionar su imagen de marca y celebró el reciente convenio que firmó la Cámara Bodeguera con el Ministerio de Producción para promocionar el vino local. «»Hay una disminución de los despachos en general, pero a San Juan le falta posicionar su marca, que es lo que nos da estabilidad en el paso del tiempo, en el corto mediano y largo plazo. Siempre somos los últimos en empezar a subir y los primeros en empezar a bajar. Y en este caso se ve clarito que está bajando mucho el consumo, y primero se compran los vinos mendocinos, después el de la Patagonia u otras provincias y por último; el de San Juan», indicó.

  • El comportamiento en todo el país

Las ventas de vino en el mercado interno durante el mes de septiembre alcanzaron un volumen de 730.528 hl, lo cual evidencia una disminución del 16,1% con respecto a igual mes del año anterior. El 66,5% corresponde a vinos sin mención varietal, el 28,4% a varietales, el 4,6% a espumosos y el 0,5% a otros vinos (cóctel de vino, gasificado y especial). Los vinos espumosos aumentaron un 11,1%, los vinos sin mención varietal cayeron un 14,3%, los varietales un 22,8% y los otros vinos un 19,8%, con respecto al mismo mes del año anterior. En envases, subieron las ventas de vino en lata -que no existe en San Juan- y de bag in box, mientras que disminuyeron en botella, tetra brik, damajuana y otros envases.