banner caucete

«El cuidado del ambiente es un problema real que las instituciones descuidan»

El juez de la Corte Suprema encabezó la Jornada Internacional Innovación, Inclusión y Ambiente en Misiones. Pidió prestar atención a los “desequilibrios de la naturaleza” y modificar el rumbo para evitar el cambio climático

"Todo este desequilibrio que se está viendo, producto de la acción humana sobre la naturaleza, está haciendo que tengamos tormentas más fuertes, huracanes más fuertes, inundaciones, sequías”, explicó en ese sentido«Todo este desequilibrio que se está viendo, producto de la acción humana sobre la naturaleza, está haciendo que tengamos tormentas más fuertes, huracanes más fuertes, inundaciones, sequías”, explicó en ese sentido

El ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Ricardo Lorenzetti, al encabezar la Jornada Internacional de Innovación, Inclusión y Ambiente, advirtió que “las tendencias que se originaron en la revolución industrial y que marcaron el progreso de la humanidad están hoy en un límite”. En este sentido, resaltó el juez: “Si ustedes analizan lo que era el planeta hace 300 años y lo que es ahora, vamos a encontrar que todo está contaminado: los ríos están contaminados, los mares están contaminados, todas las áreas de la naturaleza están contaminadas”, señaló.

El expresidente de la Corte Suprema encabezó esa Jornada el viernes último de la que participaron expositores de Brasil, Paraguay y Argentina para debatir sobre diversos temas de interés compartido y regional: la integración transfronteriza, la innovación, la protección ambiental y los desafíos del cambio climático.

Entre los puntos destacados Lorenzetti sostuvo que “La política en el sentido de organización de la sociedad, no estrictamente partidario, fue pensada, según los griegos, como un trabajo para beneficiar a quienes no están en la política, no para quienes están dentro de la política. El problema que se ve en nuestros tiempos es que las instituciones se encierran en sí mismas; todo es disputa de espacios de poder. Por eso es que los grandes problemas de la Argentina no se solucionan, sino que se trasladan, y eso aleja a las instituciones respecto de las necesidades reales del pueblo. Por eso es preciso un gran cambio para que los problemas reales, como evitar el colapso ambiental, la pobreza o la decadencia, sean solucionados. Ese cambio implica dejar de lado los relatos enfocados en el pasado, para construir una narrativa que mire a los problemas del futuro, no sólo para solucionar problemas, sino para generar esperanza”.

Ricardo Lorenzetti Jornada internacional de Innovación, Inclusión y Ambiente en Puerto Iguazú Misiones

De la misma manera pasamos de una biodiversidad, o diversidad generalizada, a la homogeneidad: “Hoy tenemos muchísimos menos animales, especies, animales y vegetales que hace unos años atrás, y esta tendencia va en aumento. Pero no es sólo homogeneidad en el campo de los animales o de los vegetales, también en el campo cultural. Y esto es algo que yo insisto mucho, porque no nos damos cuenta que nosotros somos mucho más homogéneos culturalmente que hace 200 años, donde había más diversidad. Hoy estamos en sociedades donde todos hacemos lo mismo”, puntualizó de esta manera.

También llamó la atención sobre los “desequilibrios en la naturaleza”. El mundo natural posee un equilibrio sistémico, un orden intrínseco que se repite cíclicamente, “por ejemplo, en invierno hace frío, en verano hace calor”. Según explicó el magistrado, esto cambió y lo que vemos hoy es la consecuencia del desequilibrio por la acción humana. “Entonces vemos que muchas veces cuando debería hacer frío, hace calor, o los inviernos ya no son tan importantes como antes. Todo este desequilibrio que se está viendo, producto de la acción humana sobre la naturaleza, está haciendo que tengamos tormentas más fuertes, huracanes más fuertes, inundaciones, sequías”, explicó en ese sentido.

Lorenzetti advirtió que actualmente vivimos la aceleración de todos estos procesos, que también impactan en el sistema político. Y agregó: “El sistema político pasó de la democracia a lo que denominamos vetocracia, es decir, en todos los estados se sabe lo que hay que hacer pero no se puede hacer porque cualquier decisión es vetada. Vetada no en el sentido parlamentario, sino vetada en la realidad: o viene una medida cautelar, o viene una una noticia que la frena, o una movilización”. La vetocracia designa entonces la paralización de las tomas de decisiones por parte del Estado, que el ministro aclara que no es un problema exclusivamente local, “esto pasa si ustedes registren las últimas medidas de cualquier país”.

El Juez mantuvo reuniones con jueces federales y provinciales. También con representantes de ONGs comprometidas con el cambio climático y el cuidado del medio ambienteEl Juez mantuvo reuniones con jueces federales y provinciales. También con representantes de ONGs comprometidas con el cambio climático y el cuidado del medio ambiente

“Por lo tanto —continuó el juez— tenemos un diagnóstico de las grandes tendencias: la contaminación, la aceleración, la homogeneidad, la vetocracia, el desequilibrio”. Ante este panorama, “hay temor, incertidumbre e inseguridad. Y bueno, este es el diagnóstico. Si seguimos así ¿adónde vamos? Al colapso”, adviertió. Y agregó: “Es obvio que si nosotros seguimos con esta lógica de funcionamiento no vamos a cambiar. Hay que cambiar la dirección, y ya lo estamos viviendo a esto. En el área económica hay un gran cambio. La pandemia mostró claramente que el costo de seguir de esta manera es mucho más alto que el beneficio”.

Para Lorenzetti, la discusión entre desarrollo económico y protección del medioambiente es un debate estéril en un mundo que está cambiando, porque por ejemplo, “la Unión Europea tiene un Pacto Verde, que dice que no van a recibir productos que vengan de zonas deforestadas”, además de que “el sistema financiero global ya requiere el cumplimiento de cláusulas ambientales para los préstamos a los grandes financiadores”. Por otra parte, “el sistema político también está cambiando; lo hace lentamente. Por eso vemos que hay una enorme crisis de gobernabilidad en todo el mundo y vemos una reacción de la sociedad en todos estos eventos”, remarcó sobre este punto.

A modo de cierre, Lorenzetti remarcó que estamos viviendo una época de cambios, cambios que se dan no de arriba hacia abajo, “se dan de abajo hacia arriba, como son los cambios”. Y agregó: “Muchos me preguntan qué proponemos. Proponemos un movimiento, no un libro. El libro es un instrumento. Esto es un movimiento que nace desde cada uno de ustedes diciendo ‘basta con este camino, queremos otro’. Yo creo firmemente en que la sociedad tiene que actuar por esta desconexión que hay entre los sistemas institucionales y los problemas”, concluyó el juez.

 El mundo natural posee un equilibrio sistémico, un orden intrínseco que se repite cíclicamente, “por ejemplo, en invierno hace frío, en verano hace calor”El mundo natural posee un equilibrio sistémico, un orden intrínseco que se repite cíclicamente, “por ejemplo, en invierno hace frío, en verano hace calor”

El Juez mantuvo reuniones con jueces federales y provinciales. También con representantes de ONGs comprometidas con el cambio climático y el cuidado del medio ambiente: la Fundación Añua Misionero, Fundación Expoterra, Fundación ODS, Fundación Tierra Nuestra, Fundación Trama Verde y Fundación Vital. También mantuvo un encuentro con alumos de la Secundaria Escuela Sagrada Familia y con ITEC de Puerto Iguazú.

Op: Rosales Zamira